La importancia de la supervisión en limpieza.
febrero 12, 2020

Dentro de mi experiencia en la industria de limpieza, me he percatado que, en su mayoría (por no decir todas), las empresas de limpieza ofrecen una “solución” al problema de limpieza que este aquejando en ese momento al cliente. 

Dicha solución, realmente está basada en aspectos de forma y entrega de servicio y no de fondo real o solución de raíz. 

El día de hoy, en este artículo les mencionaré los aspectos que para nosotros como empresa de limpieza, es importante que queden claros desde el inicio de un nuevo proyecto, sea el cliente que sea.  

Para garantizar el 100% de un buen servicio y de excelencia lo dividimos en porcentaje, para así poder ponderar nuestra fuerza de trabajo en los aspectos que impacten más en la operación. 

Personal profesional limpieza 

El principal aspecto a evaluar en un profesional de limpieza, debe de ser una persona con las habilidades necesarias para desempeñar bien el trabajo en cuestión, este punto representa el45% para poder garantizar el servicio. También es importante:

  • Que cubra con el perfil adecuado físicamente (antecedentes de buena salud y edad adecuada).
  • Que cumpla con el perfil adecuado de reputación (no antecedentes penales, referencias personales y referencias profesionales).
  • Que apruebe de forma satisfactoria un examen psicológico (evaluaciones de psicométricas).
  • Que cumpla con un mínimo de 30 horas de capacitación real (dependiendo el perfil).

Por parte de la empresa, es importante ofrecer capacitación constante para el desarrollo de nuevas habilidades y un plan de carrera atractivo dentro de la compañía. 

Como último punto y muy importante, la buena remuneración económica. Esta remuneración económica, ayudará a mantener a un elemento profesional de limpieza enfocado en su trabajo, ya que cubrirá las necesidades básicas y necesarias para mantener un estilo de vida óptimo para el profesional y su familia.

La eficiencia de la carga de trabajo

La importancia de la carga de trabajo en la limpieza es el segundo factor para poder garantizar un servicio de limpieza en excelencia con una ponderación del 35%.

Contar con una evaluación exhaustiva y clara del inmueble donde se ofrecerá el servicio de limpieza, es la clave para poder determinar el alcance real. 

Dicha evaluación se debe de realizar de dos maneras: la primera es un recorrido físico en el lugar y la segunda, con planos detallados de cada área, donde quede muy clara la dimensión del espacio (en metros cuadrados). 

Esta información nos proporcionará los siguientes datos: 

  • ¿Qué cantidad de elementos requerimos para ejecutar la limpieza? 
  • ¿Qué tipo de material, equipo y maquinaria necesitaremos para ejecutar la limpieza de acuerdo al tipo de terminado del inmueble?
  • ¿Qué nivel de servicio es el más recomendable de acuerdo a la Association of physical plant administrators (APPA)?
  • ¿Cuánto tiempo se requiere para cumplir con una tarea específica dentro del plan o rutina de trabajo?
  • ¿Qué sucede al resultado final cuando sumamos o restamos espacio? 
  • ¿Cómo identifico los mejores métodos y protocolos de limpieza?

Los mejores productos, equipo y maquinaria de limpieza. 

Contando con los aspectos anteriores: profesional de limpieza y eficiencia de la carga de trabajo, sumados entre sí, nos da un total del 80% de cumplimiento del servicio

Pero nos resta un 20% muy importante ya que será la parte que nos ayudará a facilitar el trabajo, y cada proceso de limpieza será ejecutado con el terminado justo y necesario para la superficie del inmueble. 

Los productos adecuados, el equipo correspondiente y la maquinaria exacta, serán las herramientas para tener un excelente desempeño. 

Utilizando el “circulo de Sinner”, para realizar una limpieza perfecta se deben de considerar cuatro factores fundamentales que, a su vez, están relacionados entre sí: 

  • La acción mecánica (maquinaria especializada y adecuada para cada superficie): trata del hecho físico de eliminar la suciedad. Por ejemplo, el lavado puede ser el movimiento de los cepillos. La intención es simplificar la limpieza y llevarla a cabo en el menor tiempo posible.  
  • La química (productos especializados de limpieza industriales, biodegradables, certificados y de acuerdo a las normas oficiales): de acuerdo al PH del agua del inmueble, del tipo de suciedad y de la superficie, se determinará qué tipo de producto será el adecuado para simplificar la acción de la limpieza. 
  • La temperatura: es un factor determinante para facilitar la limpieza. Por ejemplo, cuando hay un origen grasoso en la superficie existen materiales que no resisten las altas temperaturas y esto ayuda a la desincrustación de cualquier suciedad. 
  • El tiempo: de acuerdo al tipo de superficie que se vaya a limpiar, la suciedad que haya acumulado, el producto que se emplee y si se va a realizar una limpieza manual o mecánica.

Contar con los puntos anteriores al pie de la letra, nos permitirá obtener un resultado totalmente positivo en un servicio de limpieza. Me refiero a la “excelencia”, a la despreocupación del cliente por la funcionalidad del servicio de limpieza, el servicio siempre tiene que salir totalmente natural. 

Cabe mencionar que el resultado final, es una responsabilidad compartida entre los especialistas en la limpieza y el tomador de decisiones o el cliente (CEO´S, gerentes, supervisores, ingenieros de mantenimiento entre otros) ya que del cliente depende qué tipo de servicio esta dispuesto a obtener de acuerdo a la inversión y compromiso aportado. 

Navegación de entradas